< VOLVER A COMPARTIR LA FUERZA

< BACK

Vínculos familiares

Conocimiento compuesto

Micro importancia

Más allá de lo duradero

Desafío probado

Vínculos familiares

Conocimiento compuesto

Micro importancia

Más allá de lo duradero

Desafío probado

Conocimiento compuesto

Desde la planta de producción hasta el departamento de ventas, nuestra pasión por aprender no tiene límite. Buscamos constantemente un conocimiento más profundo de nuestros productos y sus aplicaciones.

Para nosotros, compartir los conocimientos con los demás es nuestro recurso más importante. Fue la humilde búsqueda de conocimiento lo que condujo a la invención del procesado de negro en horno y la inversión en uno de los primeros microscopios electrónicos. Y lo que descubrimos, lo compartimos con el mundo. Centrarnos en el presente al tiempo que imaginamos el futuro es lo que nos alimenta realmente. En nombre de la industria y nuestros clientes, el intercambio de esa experiencia es lo que impulsa nuestra motivación y enciende nuestra inspiración. Porque logramos nuestros mejores resultados cuando nos abrimos a las perspectivas de los demás y trabajamos juntos para marcar la diferencia.

COMPOUND
KNOWLEDGE

Desde la planta de producción hasta el departamento de ventas, nuestra pasión por aprender no tiene límite. Buscamos constantemente un conocimiento más profundo de nuestros productos y sus aplicaciones.

Para nosotros, compartir los conocimientos con los demás es nuestro recurso más importante. Fue la humilde búsqueda de conocimiento lo que condujo a la invención del procesado de negro en horno y la inversión en uno de los primeros microscopios electrónicos. Y lo que descubrimos, lo compartimos con el mundo. Centrarnos en el presente al tiempo que imaginamos el futuro es lo que nos alimenta realmente. En nombre de la industria y nuestros clientes, el intercambio de esa experiencia es lo que impulsa nuestra motivación y enciende nuestra inspiración. Porque logramos nuestros mejores resultados cuando nos abrimos a las perspectivas de los demás y trabajamos juntos para marcar la diferencia.

ANSIA DE INNOVACIÓN

Al principio, los neumáticos de B.F. Goodrich Company eran blancos. Pero cuando la empresa comenzó a experimentar con los neumáticos «Silvertown» para cambiar su aspecto, descubrieron que el caucho de la banda no solo era gris, sino que también tenía una mayor vida útil.

El fabricante Silvertown había estado usando una pequeña cantidad de negro de carbono de Binney & Smith para darles su color a los neumáticos y Goodrich descubrió que al aumentar la cantidad las partículas de caucho se enlazaban fortaleciendo los neumáticos. Así que en 1911 buscaron un fabricante que pudiera producir un suministro anual de un millón de libras de negro de carbono. Binney & Smith aceptó el desafío, fundando Columbian Carbon Company como respuesta. Buscando un conocimiento más detallado e imaginando una manera mejor, pronto desarrollaron y patentaron la fórmula para crear negro de carbono en forma de gránulos, lo que les permitió producir cantidades más significativas.

El valor que Binney & Smith aportó a B.F. Goodrich Company valía más que las 280.000 toneladas de volumen que proporcionaron. Mediante su voluntad de trabajar juntos e intercambiar experiencia, promovieron su asociación. Y al ir más allá de las limitaciones del pigmento, juntos crearon un neumático que podía hacer la movilidad más práctica, más asequible y más accesible beneficiando a las vidas de millones.

UN VISTAZO MUY BUSCADO

Han pasado más de 75 años desde nuestra instalación histórica de uno de los primeros microscopios industriales eléctricos del mundo, pero es un invento que sigue innovando.

El microscopio eléctrico fue una revelación, literalmente. Antes de su aparición, nadie había visto la estructura del negro de carbón. Era una mirada muy buscado a los misterios de lo que hace que el negro de carbono sea fuerte. Con esta poderosa herramienta en la mano, compartimos con el mundo lo que descubrimos, revolucionando nuestra industria y liderando el camino a seguir.

Décadas después, nuestros clientes dicen que nuestra tecnología de identificación de negro de carbono (CB ID) sigue siendo la mejor de la industria y estamos contentos de compartir nuestro proceso con ellos a día de hoy. Algunos incluso han visitado nuestro laboratorio para echar un vistazo al microscopio. Para ellos, y para nosotros, sigue siendo la misma revelación que fue en 1941.

Lee todas las historias